viernes, 23 de septiembre de 2011

Lola nos envía esta aportación al proyecto

El sueño de Iván (P. Aula)

El sueño de Iván es una película de Roberto Santiago que se estrenará el próximo 12 de octubre en Elche.
Pero la Tribu 2.0 de mi colegio la verá antes, el día 10 en una matinal que promete. Posteriormente, quizá el lunes siguiente, recibiremos en clase la visita de Roberto y podremos freírle a preguntas.
Hemos recibido en clase dos cajas con balones de fútbol con el nombre de la película, camisetas, cromos y lo mejor, libros que nos han gustado mucho, porque cuentan la historia de Iván y los estamos disfrutando mucho.
Ya vamos sacando algunas conclusiones y en el blog de aula iremos exponiendo detalles de lo que aprendemos.
De momento, siguiendo la idea expuesta en Cero en conducta sobre el Plan Audiovisual para este curso (yo creo que lo haré para dos) me ronda la idea machacona de que Lenguaje no hay más que uno aunque tenga distintas manifestaciones (artísticas o no). Es decir, en mi trabajo diario en el aula, todo tipo de expresión está constantemente presente y es válido, desde saludos en cualquier idioma, pasando por el Lenguaje de Signos que la mamá de Fátima está aprendiendo y terminando por el cine, Internet, los abrazos de Sara y los dibujos tan bonitos que hacen. La lista es muy larga y muy entretenida.
Plan Audiovisual, Plan TIC o de Escuela 2.0 y Plan Lingüístico (que no sólo lector) se enmarañan en mi cabeza y funcionan por su cuenta de manera fluida en el aula. Y es que lo mío, lo tengo más que asumido, no es la teoría. Para eso recurro a fuentes externas a mi humilde persona (y a veces, hasta leo lo que escriben). Para mí, el objetivo principal de este trabajo sería que desarrollaran la capacidad de crítica, de elección de lo que es bueno para ellos, de no dejar que les den gato por liebre y, finalmente, de no ser sólo consumidores sino ser capaces de realizar sus propias produciones (no soy capaz de llamarles prosumidores, que son muy chicos)
Hemos empezado el trabajo con la película respondiendo a la pregunta motivadora que nos hace el cartel desde la pared cada mañana: ¿Nunca has tenido un sueño imposible? Y han ido respondiendo (todavía hacen este tipo de trabajos de forma algo atropellada, sin reflexión, llevamos dos semanas de curso, lo sé) cosas como éstas:
- De mayor intentaré serlo (bombero). Iré a casas muy lejanas a apagar fuegos, incluso fuera de España. Y si no puedo, pues jugador del Betis (menos da una piedra).
- Volar por toda la habitación. Volar con alas. Esconderme en el techo, recuperar globos que se han escapado… (su padre es piloto de Iberia, pero volar es el sueño que gana por goleada).
- Volar, ser rico (esto se repite, lo del dinero, revisar los modelos parece urgente), ser como Rafa Nadal, tener muchos balones, jugar en la Selección española y ser el mejor tenista del mundo (espero que no confunda los balones). Muchos futbolistas en ciernes, todos varones.
- Que mi cantante favorita estuviera en mi Comunión, pero no se ha cumplido. (…)
- Mi sueño es poder volar, pero en mi casa, sin plumas ni nada. (me encanta)
Encontrar monedas que brillan, tener animales pero mis padres no se ponen de acuerdo, ser magas, tener poderes y salvar ciudades enteras, ser dueñas de mansiones descritas con tal lujo de detalles que ya quisiera la de Michael Jackson, ser grandes profesionales (médicas, veterinarias… son niñas, sí) y que su familia sea feliz. Algún insensato quiere ser profesor aunque aclara que es para estar todo el día en el recreo, no sabe lo que dice… Nadie dice querer ser Belén Esteban ni similares, repetiré la pregunta cuando vayan a salir de sexto, dentro de dos años aproximadamente.

Tenemos una astrónoma generosa y una mentalista, leer la mente es mi sueño porque sería muy interesante saber qué piensa la gente, pero al mismo tiempo sería muy duro saber lo que piensan de ti (este dato me lo quedo para trabajar la confianza en sí misma y en los demás… y alguna cosilla más)
Y esta perla: Mi sueño no sé si será posible, pero yo creo que como tengo fe y puede estar en mis manos, y sé que lo puedo conseguir, lo intentaré…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada